5 TONALIDADES PARA UN DORMITORIO RELAJANTE

Para un ambiente relajante en tu dormitorio, Marcela Calva de Manifiesto Design Center, te recomienda las tonalidades más frías - tonos de gris, azul, verde y púrpura. Estos colores han demostrado que reduce el estrés y la ansiedad. También pueden hacer que un espacio parezca más amplio, por lo que son una gran opción si tu habitación es pequeña.

1. Gris oscuro-azul. Uno de los colores preferidos de Manifiesto para paredes en una habitación es el color gris-azul oscuro. Conserva un ambiente tranquilo, frío y sereno. Si tu tienes preocupaciones acerca de la introducción de un color tan profundo en tu habitación, piensa en cómo se puede romper con una gran pieza de arte o cabecera decorativa.

Para ayudar a que la luz rebote en torno a una habitación que tiene paredes de color azul grisáceo oscuro, utiliza elementos blancos y tal vez aplicar un techo blanco clásico. Una de las mejores maneras de calentar una paleta de colores fríos es incluir materiales en tonos cálidos como la madera además de las fibras naturales como el sisal, el yute y el mar de hierba. Las telas también crean un ambiente mas acogedor.

 

 

Como incluirlas? Con unas cortinas decorativas, ropa de cama, almohadas, cojines, tapetes.Todo esto encontraras en el Nuevo y amplio showroom de Manifiesto Design Center.

2. gris suave. Para una opción más ligera, considera gris suave. Habitaciones con paredes de color blanco puro y techos, a veces pueden tener una sensación fría.

Esta habitación podría pasar perfectamente por una habitación de hotel de gama alta. El color de la pared gris suave es el fondo perfecto para los elementos grises oscuros. A pesar de que este espacio está lleno de tonalidades frescas, que no se siente impersonal.

Mediante la adición de un poco de tinte gris a uno u otro, sigue recibiendo un espacio luminoso y brillante, pero el ligero contraste entre el gris y el blanco hace la diferencia.

02c2213cfaf0c4b1e0c0eb9480ad0a9d.jpg

3. Azul helado. En la búsqueda de colores que calman y relajan, te recomendamos voltear a la naturaleza en busca de inspiración. Uno de estos tono es el color del cielo en un día claro y nítido. Este es uno de los tonos de dormitorio para gente que quiere algo un poco más colorido que gris, pero no quieren nada demasiado oscuro. Busca un color azul claro con una tonalidad de gris para evitar un bebé azul en colores pastel que es más apropiado.

Debido a la tonalidad de gris, azul helado puede servir como un punto muerto en tu gama de colores, por lo que puede sincronizarlo con casi cualquier otro color que te guste. Si su objetivo es crear una sensación de descanso en el espacio, combina el matiz con otros neutros como el marrón chocolate o grises cálidos y taupes, como se muestra aquí.

La cabecera de tela, el duvet, cobertor, tapete y bench con pelo de Borrego tibetano, hacen que el dormitorio sea acogedor, elegante y a la vez relajado.

4. verde neutro suave. Salvia, el apio o un tono pistacho luz. Estos son también los colores tomados de la naturaleza, y estar rodeado de ellos, mientras que dentro de tu casa puede provocar sentimientos de serenidad y alegría. El truco es encontrar un verde que tenga una buena cantidad de gris en ella.

Mientras que el anterior verde suave neutro tiene matices cálidos, éste es un poco más fresco. Ambos se ven maravillosos en medio de maderas oscuras.

5. lavanda.  Una pared de color lavanda es una opción sofisticada para un dormitorio principal. . Es, definitivamente, un tono frío, sin embargo tienes  que pensar en cómo se puede contrarrestar esa frialdad con cálidos suelos de madera o una alfombra en tonos cálidos. Agregar un tapiz con textura en algún muro, te da mayor calidez si así lo deseas.

Para garantizar un ambiente adulto, trata de emparejar la lavanda con grises oscuros y negros.